“Que renuncien los traidores”, gritaban los manifestantes, que incluso colgaron un cartel frente a la Municipalidad.

Un grupo de empleados municipales asegura que funcionarios y militantes del PJ “jugaron a favor” de Claudio Poggi. En la mañana del miércoles colgaron un cartel frente a la Municipalidad: “Intendente queremos la renuncia de los traidores” y provocaron serios incidentes que llevaron a la intervención de la policía y a una investigación a cargo de la comisaría 9°, informó el portal San Luis Noticia.

Roberto Villagra y Mireña Zúñiga, trabajadores del municipio, ataron el cartel a dos grandes plátanos de la vereda del edificio municipal, justo enfrente del acceso principal a la Intendencia, minutos antes de las 8.00.

“Nosotros estamos protestando porque acá hay agrupaciones, como la 17 de Octubre, que desde hace tiempo que vienen jugando en contra del peronismo de Villa Mercedes. Esto lo tiene que saber Merlo y los Rodríguez Saá”, le dijo Villagra a uno de los funcionarios que salió a pedir explicaciones.

El sitio web detalló que “a las discusiones siguieron los forcejeos y golpes”; en el intento de unos por descolgar el cartel y de otros por mantenerlo visible.

“Pablo Zapata, uno de los empleados que más discutía con los manifestantes, le habría ¨pegado una cachetada¨ a Mireña Zúñiga, lo que generó la intervención de Villagra y otros integrantes del grupo de ¨disidentes¨”, agrega San Luis Noticia.

Dos patrulleros llegaron al lugar con cinco efectivos que impidieron que los incidentes tuvieran consecuencias mayores.
Zapata, Zúñiga y Villagra fueron trasladados en distintos móviles hasta la comisaría 9° para que declaren sobre los hechos ocurridos.

Zúñiga denunció en la seccional que mientras se estaba manifestando pacíficamente y terminando de colgar el cartel, Zapata la agredió y la golpeó en el rostro provocándole lesiones. En tanto, los auxiliares que actuaron en el lugar informaron que un funcionario de la Intendencia les había pedido que revisaran a Villagra, ya que aseguraba que portaba un arma blanca, con la cual los había amenazado.

Villagra contó a la prensa que solamente salió a defender a Zúñiga y que frenó el ataque del empleado municipal.

En sus declaraciones, insistió en la presencia dentro de la misma Municipalidad de funcionarios, dirigentes y militantes “que claramente jugaron a favor de Cambiemos” y que por eso quiere que “todos los que no son fieles al justicialismo tienen que renunciar”.