Reggae, ska y rock fueron algunos de los estilos dentro del repertorio que presentó la banda en la noche del jueves.

Puras Patrañas conjugó muy bien la imagen con un rock potente y de estilos diversos.

Puras Patrañas conjugó muy bien la imagen con un rock potente y de estilos diversos.

La imagen en el rock es importante y así lo entendieron los integrantes de Puras Patrañas, que impresionaron con distintos atuendos, además de un sonido contundente sobre el escenario del Salón Blanco.

Un médico de guardapolvo parecía el guitarrista Nehuén Herrera, Damián Quiroga (saxo y armónica) ataviado con ambo y guantes cual cirujano especialista. Escapado de algún lugar de aislamiento con su traje NBQ, Jorge Rojos hacía sonar su bajo. Ropa cómoda para el batero Martín Nadalez, mientras el vocalista Román Díaz estaba listo para hacer aerobics.

“Ofrecemos en nuestros shows mucha variedad: vestimenta, escenografía, nuestros propios temas que son una fusión de ritmos donde hay reggae, ska, rock. Tenemos nuestro propio estilo que fuimos encontrando a lo largo del camino”, dijo el cantante Román Díaz.

 

La banda se asemeja al Sumo de los primeros tiempos o por lo menos esa sensación quedó al escuchar “Intro”, un instrumental muy poderoso, o el “Reggae de Conciencia”.

Finalmente, Díaz se refirió a la posibilidad que el Gobierno de la Provincia les da a los artistas locales de mostrar sus trabajos: “Me parece una propuesta encantadora porque nos tratan muy bien, el sonido es de primera y todas las bandas que pasan por aquí se van muy contentas. Ojalá este proyecto siga porque es muy bueno”, concluyó.

Este viernes, el Ciclo Cultural continuará con la presentación de Jeremías Pascual.

Nota: Adolfo González.

Fotos: Jésica Flandes.

Video y edición: Martín Micali.

[ad_2]

Fuente: ANSL

Compartir