Su construcción se inició hacia 1945. A su alrededor se constituyó el pueblo del mismo nombre y florecieron diferentes ofertas turísticas y recreativas. 

Paisaje del embalse La Florida.

El embalse La Florida, conocido nacionalmente por su enorme atractivo, se ubica a sólo 45 kilómetros cuadrados de distancia de la ciudad capital. Posee una cuenca hidrológica de aporte de 450 km², conformada por los ríos Grande y Trapiche, y es el principal proveedor de agua cruda para las ciudades de San Luis, Juana Koslay y La Punta. La altura de su presa es de 66 metros, posee una capacidad de embalse de 100 hm3 y genera un espejo de agua con un área de 651 hectáreas. A sus orillas se encuentra también la estación de piscicultura y una importante reserva ecológica, un espacio único de fauna y flora autóctonas que se extiende sobre 340 hectáreas, conformando un hábitat de vasta naturaleza. Visitarlo también nos da la posibilidad de recorrer sus áreas comunes de espacios verdes, además de su costa con playas que hace más armoniosa la propuesta de esparcimiento del lugar.

El dique presenta una amplia oferta de lugares de esparcimiento.

Sus aguas son ideales para el desarrollo de actividades deportivas como la náutica y la pesca. Los centenares de visitantes que llegan a él desde distintos puntos del país durante todas las épocas del año disfrutan de sus aguas que invitan a la práctica de deportes náuticos como vela, windsurf, buceo y kayak, además de disponer de zonas de nado y pesca, entre otras actividades para disfrutar plenamente.

La Florida es un escenario ideal para los deportes náuticos.

Nota y fotos: Prensa San Luis Agua.

[ad_2]

Compartir