El dirigente social se mantiene en huelga de hambre en la puerta de la Secretaría Electoral Federal de la capital puntana. “Pusieron autoridades para quedarse con el Partido Compromiso Federal que tiene 15 provincias”, criticó.


 


El dirigente social Raúl Castells mantiene su protesta con huelga de hambre en la puerta de la Secretaría Electoral Federal de San Luis contra “los hermanos Rodríguez Saá”, por la designación de las autoridades del partido Compromiso Federal.

 

El referente del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD) dijo que su visita a la provincia estaba vinculada a cumplir con requisitos de la convocatoria a elecciones de la conducción del espacio creado por el actual gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, y el senador nacional, Adolfo Rodríguez Saá, para las contiendas electorales nacionales desde el 2007.

 

“En un acuerdo entre el doctor (Esteban) Maqueda (juez federal de San Luis), (Sonia) Randazzo (Secretaria Electoral Federal) y el gobierno de San Luis pusieron autoridades para quedarse con autoridades de un partido que tiene 15 provincias en su seno. En forma espuria, gente que ni conocemos está como autoridad de un partido que nos costó 24 años construir”, afirmó Castells.

 

El dirigente sostuvo que tenía previsto presentar las actas de congresales para la realización del plenario que designaría a las autoridades de Compromiso Federal, cuya fecha estimativa era el 6 de mayo próximo. “Eran las primeras elecciones que se iban a realizar en el partido”, indicó.

 

Castells informó que en su primer día de huelga de hambre en la puerta del edificio de calle Colón 654 recibió apoyo de diferentes espacios políticos de la Provincia: “Se acercó gente del PRO que le birlaron el partido, gente del sector de (el exgobernador Claudio) Poggi, contándonos las cosas que le habían hecho a ellos, gente de la UCR que nos comentaba situaciones de manejos cuasi mafiosos por parte del juzgado federal”.

 

Además, dijo que pretenden que la Cámara Nacional Electoral intervenga para poder desarrollar las elecciones partidarias. “Si a nosotros, que hemos compartido no solamente ideología política sino también una amistad durante 17 años, nos hacen esto, qué queda para un ciudadano común”, se quejó.

 

“Tengo dudas que esto haya sido una decisión de Adolfo o que el propio Alberto esté inmerso, frente a los problemas que tiene, en una pequeñéz de este tipo. Quiero creer que ha sido una segunda línea la que ha hecho semejante porquería”, analizó tras apuntar a los apoderados de CF, Carlos Sergnese y Natalia Flores.

 

El dirigente, que otrora se mostraba cercano a los dirigentes puntanos, reconoció que desde el acercamiento de Alberto Rodríguez Saá a sectores del kirchnerismo no volvió a hablar con ellos.

 

Por otra parte, Castells desmintió que la protesta sea impulsada por la gestión de Mauricio Macri para perjudicar la imagen del gobernador puntano.

[ad_2]

Fuente: San Luis 24

Compartir