El arranque del año escolar será normal en la provincia. Al acto central lo harán en una escuela rural del Departamento San Martín.

Con sus guardapolvos o uniformes impecables, caritas somnolientas y peinados con trenzas perfectas o a la gomina, hoy comenzarán las clases unos 116.000 alumnos de todo San Luis. Atrás habrán quedado las vacaciones  de verano y por delante tendrán el gran desafío del ciclo 2018 que afrontarán en 500 escuelas distribuidas en todo el territorio provincial. Chicos y adolescentes de los distintos niveles buscarán pasar de grado o de año. Junto a ellos habrá 9.000 docentes para respaldarlos durante el año. En las aulas se escucharán otra vez preguntas, respuestas o consignas. El ruido, los juegos y las risas coparán los recreos.

En la vuelta a clase también abrirán sus puertas 12 nuevas Escuelas Generativas que se sumarán a la pionera “Corazón Victoria”.  Los centros educativos, a pura innovación, atrajeron a cientos de  padres que anotaron a sus hijos. Casi todas ya están completas.

En diciembre el Gobernador, Alberto Rodríguez Saá, aprobó el calendario escolar que prevalecerá en 2018. Los alumnos tendrán 190 días de clases, pero del 9 al 20 de julio se tomarán una pausa para disfrutar de las vacaciones de invierno. A su vez los docentes afrontarán cuatro jornadas para debatir sobre la autoevaluación institucional, repensar las prácticas y estrategias de innovación, el análisis y tratamiento de la cantidad de alumnos repitentes y con sobreedad. Tendrán mucho para discutir, pensar y resolver.

A lo largo del año también habrá tiempo para la Feria de Ciencias que se celebrará de agosto a noviembre. También para el deporte con los Juegos Intercolegiales y podrán disfrutar de los Juegos Culturales entre abril y noviembre, mientras que la Semana de la Puntanidad se desarrollará del 17 al 24 de agosto.

Sueldos por encima del resto

Tras el receso de verano, los docentes provinciales, al igual que el resto de los trabajadores de la Administración Pública, esperaron con ansiedad el anuncio sobre el incremento de sus salarios. La ministra de Hacienda, Natalia Zabala Chacur, anunció que la suba será del 21% (en tres etapas de 7% cada una a cobrar con los haberes de marzo, julio y octubre) una cifra que hasta ayer estaba por encima de los porcentajes que manejaba el resto del país. Esa decisión dejó conformes a maestros y profesores y por ello las clases comenzarán con normalidad.

Sólo Tucumán, con un 17% de aumento, se acerca a los números sanluiseños. Santa Fe también evidenció una cifra cercana con un 16%. Muy lejanos al  5 y 6 por ciento que los gobiernos de Jujuy y Chaco, respectivamente, ofrecen a sus docentes estatales.

“Estamos con muchas expectativas y con gran alegría de dar inicio al ciclo lectivo 2018. Sobre todo de realizar el acto central en una escuela rural del Departamento San Martín. Elegimos una escuela rural de poquitos alumnos. Y el resto de la semana haremos una gira por todas las escuelas rurales de los departamentos San Martín y Ayacucho, con esa tarea también tenemos muchas expectativas”, destacó la ministra de Educación, Natalia Spinuzza, en diálogo con El Diario de la República.

“En este año que iniciamos incorporamos las Escuelas Generativas, que tuvieron gran aceptación en la gente. Casi todas están completas en su matrícula porque rápidamente se incorporaron los chicos y nosotros designamos a los equipos docentes de las distintas escuelas. Estamos muy contentos porque tuvimos una gran demanda en las distintas Generativas. Están todos sus equipos  muy ansiosos por comenzar a trabajar”, reveló la funcionaria.

En otro tramo de la charla, Spinuzza contrastó el normal inicio que experimentará San Luis con la realidad nacional. “Mañana (por hoy) el inicio de clases en nuestra provincia será normal. Miles de pequeños, jóvenes y sus docentes se encontrarán en las escuelas para comenzar las clases sin sobresaltos. Y la situación en el resto del país es bastante dramática. Lamentablemente son los chicos quienes se ven perjudicados de manera directa”, expresó.

“Afortunadamente en San Luis tenemos una gran paz social, una buena comunicación con los docentes, hacemos un gran trabajo en equipo entre todos y eso genera que el inicio del ciclo lectivo sea con calma, con paz social. Nosotros vamos a comenzar el año con mucha alegría y sin una discusión salarial. Lo que permite que no arranquemos con un pesar sino con muchas ganas y expectativas”, cerró la ministra.

Edificios reparados

Para que el inicio de las clases sea óptimo, sin inconvenientes, es necesario que los centros educativos tengan sus instalaciones en condiciones. Para ello, a partir de diciembre, el Ministerio de Obras Públicas implementó el ‘Plan Verano’ que consistió en la reparación de diversos aspectos edilicios en aquellas escuelas que lo requirieran. Además de recepcionar pedidos, el Programa de Infraestructura Escolar, recorrió instalaciones de toda la provincia e hizo arreglos en 65 establecimientos.

Reparaciones de albañilería, luminarias, sanitarios, cloacas, mampostería, pintura, aberturas y arreglos en filtraciones de techos  fueron algunos de los trabajos realizados durante diciembre, enero y febrero.

Las inspecciones a las escuelas y sus posteriores trabajos, tras el ingreso de los chicos, continuará durante el año. Y especialmente en invierno se repararán techos ya que en la temporada estival, a raíz de las lluvias, no es aconsejable desarrollar.

“Habíamos recibido reclamos y nosotros también salimos a revisar distintas escuelas. En total se cumplieron trabajos en sesenta y cinco edificios de toda la provincia. Los pedidos los recibimos antes de que se terminara el ciclo lectivo anterior y aprovechamos las vacaciones de verano para trabajar. Pero la tarea no terminó porque, si bien el Plan Verano ya lo cerramos, continuaremos el resto del año lectivo. Por el uso diario en las escuelas  siempre surgen algunas reparaciones”, reveló el jefe del Programa Infraestructura Escolar, Diego Canta.

Está todo listo para que suene la primera campana o el primer timbre del año. Las escuelas ya gozaron de demasiado silencio durante el verano. Es tiempo de retomar la mochila y copar las aulas. Será momento de abrir otra vez la carpeta y volver a estudiar. Pero también estará el recreo como aliciente y el reencuentro con los compañeros para hacer más divertida la aventura de aprender.

Fuente: El Diario