Gentileza: LG

Los funcionarios municipales y autoridades de la Cámara de Comercio anunciaron la continuidad del horario corrido, de 9 a 17, para la atención comercial.

El horario se da dentro de la franja que reglamentó la Comuna, que va de 8 a 20 horas. Sin embargo, los bares y restaurantes podrán trabajar de 8 a 24, al igual que los establecimientos que realizan actividades deportivas. Los comercios alimenticios y los servicios determinados como “esenciales” quedan exceptuados de estas determinaciones. La extensión horaria durará mientras continué la situación de distanciamiento social y se ajusta a las disposiciones establecidas por la Provincia.

“En base a las reuniones que hemos mantenido con la Cámara de Comercio se llegó a la determinación de establecer un horario general de lunes a sábado de 8 a 20 para practicar la actividad comercial”, explicó Iglesias, quien señaló que la medida se da por el “muy buen” estatus sanitario que mantiene la provincia, con más de 80 días sin casos positivos de COVID.

“Si bien vamos sumando flexibilizaciones, vamos a reforzar los controles y cerciorarnos de que se respeten todos los protocolos establecidos por el Comité de Crisis”, indicó.

Por su parte, Vito Carmosino expresó la conformidad de los comerciantes respecto de la continuidad del horario corrido. “Desde hace un tiempo venimos pregonando y está funcionado el horario corrido que tenemos establecido hasta el momento, de 9 a 17”, explicó.

Por otro lado, remarcó que la elección del horario no “surge caprichosamente” sino que trae aparejadas situaciones favorables tanto para la comunidad como para los empleados y propietarios de locales comerciales.

Fuente: LG