Entre la multitud de visitantes que llegaron a la festividad del Cristo de la Quebrada abundan los peregrinos que llegan de otras provincias para cumplir con sus promesas religiosas.

 

Uno de ellos, proveniente de Mendoza, le dijo a ANSL que vino con su familia el 30 de abril y que se quedan hasta que todo termine: “Hace treinta años que venimos a Villa de la Quebrada porque tenemos mucha fe en el Cristo, siempre nos da. Venimos desde que el pueblo tenía las calles de tierra y la capilla era muy chica. Ahora lo vemos muy organizado y que cada vez viene más gente”.

Otra peregrina que vino desde Santa Rosa, La Pampa, recordó que llega todos los años que puede: “Me quedo tres días porque siempre lo encuentro lindo, es un placer venir”.

Desde el interior de Mendoza, otro devoto relató que hizo un viaje largo, pero motivado por las promesas que debe cumplir. “Venimos todos los años que podemos y nos encontramos con un San Luis que avanzó mucho”, destacó.

 

Nota, foto y video: ANSL.

[ad_2]

Fuente: ANSL