El senador Rodríguez Saá recorrió la fábrica Cramfsa, saludó a los trabajadores e instó a todos los sectores a reclamar unidos la reglamentación del decreto 699 que establece la continuidad de la Promoción Industrial en San Luis.

“Mi deseo es que San Luis siga por el camino del progreso”, dijo el senador Adolfo Rodríguez Saá en su visita a la fábrica Cramfsa.

“Mi deseo es que San Luis siga por el camino del progreso”, dijo el senador Adolfo Rodríguez Saá en su visita a la fábrica Cramfsa.

“Mi deseo es que San Luis siga por el camino del progreso. Me pone feliz estar en una fábrica con obreros puntanos. Si logramos que se aplique el decreto 699 creceremos en 2.200 empleos industriales. Una cifra espectacular”, sostuvo Adolfo Rodríguez Saá en el mensaje que brindó a operarios y autoridades de la fábrica Cramfsa, en Villa Mercedes, durante la visita que realizó esta tarde.

El senador nacional fue recibido por el vicepresidente de la compañía, Edgar Rovella, el vicegobernador Carlos Ponce y el secretario de SMATA Villa Mercedes, Ariel Rosendo. También fueron invitados al encuentro el gerente general de Proyectos de Toyota (cliente de Cramfsa), Eduardo Kronberg y el secretario general de SMATA en todo el país, Ricardo Pignanelli.

Antes de que ingresaran a sus puestos de trabajo en el turno vespertino, Adolfo saludó a los operarios y valoró su esfuerzo. “Es una felicidad estar en una fábrica. Siendo joven me tocó la responsabilidad de tomar las riendas de San Luis. Soy peronista y tenía estudiado toda la historia del peronismo. Una de las mejores enseñanzas de Perón fue cuando decía que gobernar es crear trabajo. Y cuando asumí mi desafío era convertir a una provincia de empleados públicos en una provincia industrial. Aprovechamos, con capacidad y talento, todos los instrumentos legales que teníamos disponibles para que se instalaran más fábricas. Pero el pueblo de San Luis y Villa Mercedes es que nuestros hombres y mujeres se capacitaron. Porque, gracias a la tecnología, una planta industrial se puede instalar en cualquier lugar. Pero el factor humano es determinante, el trabajador es clave. Por eso es sumamente valioso lo que logramos. Y los gremios contribuyeron a la paz social y a la capacitación de la gente”, expresó.

“Pero ahora estamos en una nueva etapa. Otra vez tenemos problemas en el país, nuevamente hay cierre de fábricas. Nosotros tenemos que luchar porque se aplique el decreto 699, que nos permitiría un nuevo crecimiento industrial. La Nación no lo quiere aplicar. Le hemos solicitado una reunión al presidente donde asistiremos todos los sectores para manifestarle al presidente que si aplicamos ese decreto creceremos en 2.200 empleos industriales. Una cifra espectacular y para el país también. Eso significa sacar a 2.200 familias de la línea de pobreza. Empleos nuevos. Vamos a contribuir para que haya menos pobreza en el país”, añadió.

“Me siento feliz porque esta planta está en manos de una empresa de San Luis. Rovella Carranza es una empresa provincial, con empresarios puntanos que viven aquí, que asumen las responsabilidades y toman la carga con responsabilidad empresaria en momentos que estaba pasando momento muy difíciles. Hoy encontramos un horizonte mucho mejor y los compañeros de SMATA siempre tuvieron una relación espectacular, algo que agradezco”, sostuvo. Mi deseo es que San Luis continúe por el camino del progreso.

[ad_2]

Compartir