Se busca establecer pautas de detección y prevención ante el creciente aumento de casos de delitos a través de las redes sociales.  

El encuentro se realizó en las instalaciones del STJ

El encuentro se realizó en las instalaciones del STJ.

Convocada por la presidente del Superior Tribunal de Justicia, Lilia Ana Novillo, se realizó el viernes una reunión de la que participaron la ministra de Desarrollo Social, Alida García Peanú; su par de Salud, María José Zanglá; referentes de Educación, de las Secretarías #Ni una Menos y la Juventud, la senadora María Angélica Torrontegui, la diputada Graciela Mazzarino y la jueza de Familia Estela Bustos. También representantes de la ONG Grooming Argentina y profesionales del Hospital de Salud, entre otros.

Tuvo el propósito de establecer un Protocolo de Pautas de Detección y Prevención para el tratamiento conjunto de casos de especial relevancia actual, como ser:

Grooming: acoso sistemático de una persona adulta hacia un niño o adolescente a través de las redes sociales, y que logra ganar su confianza a través de engaños.

-Sexting: es el envío de contenido erótico a través de los teléfonos móviles.

– Ballena azul: peligroso desafío que se extendió a través de las redes sociales y consiste en una serie de “objetivos” que los jóvenes deben realizar a lo largo de 50 días, cuyo último “reto” consiste en cometer suicidio.

– Cyberbullying / Ciberacoso: es el uso de distintos medios de comunicación digitales para acosar a una persona o grupo de personas, mediante ataques personales, divulgación de información confidencial o falsa.

– Cyberstalking: definido como el uso de tecnología, en particular internet, para acosar a una persona. Algunas de las características comunes son acusaciones falsas, seguimiento, amenazas, robo de identidad y destrucción o manipulación de datos.

Conscientes de esta realidad a la que los niños y jóvenes de la provincia no son ajenos, la ministra García Peanú señaló: “A través de la iniciativa de la presidenta del STJ, consensuamos en la necesidad de trabajar de manera conjunta con los distintos organismos involucrados cuando se detecte un caso como los que se describen, estableciendo un formulismo que permita un abordaje temprano y que evite daños mayores. Asimismo se pretende lograr instruir a los padres para que desde sus hogares puedan detectar cuando se produzca alguno de estos hechos, y conozcan asimismo dónde pueden solicitar ayuda cuando lo requieran”.

 

Nota: Prensa Ministerio de Desarrollo Social.

Foto: Prensa del Poder Judicial de San Luis.

[ad_2]

Fuente: ANSL