A horas de partir rumbo a la ciudad de Nagoya, la delegación conformada por alumnos que asisten a los talleres de Robótica de Alta Competencia de la ULP en San Luis, Villa Mercedes y Villa de Merlo, ultiman detalles de los robots con los que representarán a la provincia y al país en este importante certamen internacional.

En los talleres de la ULP, los jóvenes puntanos ultiman detalles de sus robots de Rescate.

En los talleres de la ULP, los jóvenes puntanos ultiman detalles de sus robots de Rescate.

Instalados en el campus de la Universidad de La Punta (ULP), los integrantes de “Los Borbotones” —Martín Silva, Marco Miguel Sarracino, Patricio Welch y Joaquín Pereyra— y “Iron Fénix Team” —Ezequiel Córdoba, Cristian Pérez Ramírez, Juan Fernández, Guido Queiroz y Joaquín Villares— trabajan contrarreloj junto a sus profesores para volver a dejar a la robótica puntana en lo más alto.

“Participar una vez más de esta competencia en representación de San Luis y la Argentina me llena de orgullo. Sé que vamos a volver a estar entre los mejores del mundo”, afirmó Ezequiel (18), quien gracias a su talento y la preparación de excelencia recibida en la ULP ya participó de cuatro ediciones del certamen.

Por su parte Guido Queiroz (18), quien se desempeña como jefe de Documentación y deberá defender ante el jurado cada decisión tomada respecto al software y el hardware, destacó: “En la edición de 2016 aprendimos mucho y eso nos permitió corregir detalles importantes de nuestros robots. Además, gracias al apoyo del Gobierno de San Luis, contamos con mejores componentes, lo que nos permitió elevar mucho nuestro nivel”.

La RoboCup Junior 2017 será la primera competencia internacional del programador Patricio Welch (15). “Vamos a tratar de dar lo mejor de nosotros. Nos sentimos muy preparados pero, también, muy agradecidos por toda la ayuda que nos han dado. Sin el apoyo del Gobierno de San Luis y de la ULP, no estaríamos pensando en este nuevo desafío”, aseguró .

 

Soñar en grande

 

Los chicos se vienen preparando en los talleres de la ULP desde hace seis meses. Tras un exigente proceso de clasificación, del que participaron más de 50 jóvenes y que comprendió instancias teóricas y prácticas, hoy apuestan a dejar todo en las categorías Rescate Línea y Rescate Laberinto.

“Siempre apuntamos a que se superen. Este año, por ejemplo, tuvieron que sumar visión artificial; fue un gran desafío para ellos aprender e incorporar esta tecnología”, comentó Federico Pinna, uno de los profesores que los guía en esta enriquecedora experiencia de aprendizaje. Y añadió: “Afortunadamente son un grupo muy unido, con muchas pilas, emoción, compromiso y responsabilidad. Tenemos las mejores expectativas para la competencia”.

 

Nota: Prensa Universidad de La Punta.

Foto: Axel Seleme.

[ad_2]