El Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción inició la plantación de frutales en la localidad turística. En los próximos días se sumará una hectárea de hortalizas.

La intendenta Sandra Altamirano dejó la primera huella forestal en lo que será el Bosque Frutal de la localidad.

La intendenta Sandra Altamirano dejó la primera huella forestal en lo que será el bosque frutal de la localidad.

Impulsado por el Gobierno de San Luis, la cartera medioambiental arribó el jueves pasado a Los Molles para iniciar un nuevo camino de sustentabilidad. El trabajo se realiza en conjunto con el Municipio local a cargo de Sandra Altamirano.

Con el fin de promover la producción frutihortícola en la comunidad y recuperar la memoria productiva de la zona, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción inició la plantación de frutales en un predio adyacente a la Planta de Tratamiento de Efluentes Cloacales.

“Acordamos con el Municipio la utilización de estos terrenos ya que el agua que sale de la planta está en condiciones para el riego. Este plan contempla dos partes: una hectárea de frutales y otra de hortalizas, que será trabajada por la comunidad boliviana”, precisó el jefe del Subprograma Sol Puntano, Miguel Lombardi.

La generación de empleo genuino y la disminución del precio en los alimentos fueron los dos aspectos que resaltó el funcionario en relación a esta iniciativa: “Este es el inicio de un ambicioso plan para el norte provincial. El manejo del bosque frutal requerirá el trabajo de alrededor de 10 personas y, en relación a las huertas hortícolas, cada hectárea es una familia más que tiene trabajo en San Luis”.

Los primeros árboles de lo que será el “bosque productivo” fueron plantados en compañía de la jefa comunal, Sandra Altamirano, quien aseguró: “Es maravilloso ser protagonistas de esta nueva etapa productiva en Los Molles. Esta zona tiene una importante memoria productiva de quintas y plantaciones de aromáticas que se perdieron con el tiempo. Es por ello que celebro esta acción, la cual busca reinstalar la cultura del valor de la tierra y que requiere un compromiso de la comunidad a largo plazo ya que necesita el cuidado, asesoramiento y acompañamiento de todos. Esto proyecto de parcelas frutícolas y hortícolas no tiene techo”.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

[ad_2]

Fuente: ANSL