Un equipo “duro” de colaboradores del candidato a senador por Avanzar Cambiemos (El partido del presidente Macri en la provincia), persigue, intimida, amenaza y agrede a jóvenes militantes de San Luis con técnicas que recuerdan las épocas más duras de la Argentina de la Dictadura.

Detrás de esa risa convincente y ese aire de “persona normal de barrio” que muestra en cada una de sus cuidadas salidas fotográficas o recorridas barriales, el candidato a senador nacional por San Luis de Avanzar Cambiemos, Claudio Poggi, esconde un equipo de colaboradores que apelan a las técnicas más sucias y repudiables para atacar a los militantes de Adolfo Rodríguez Saá.

Con un inconfundible estilo que recuerda más a botas y Ford Falcon verdes que a una campaña política democrática, estos secuaces agreden de forma verbal en las redes a quien piense distinto a su jefe Poggi, investigan a personas, consiguen sus teléfonos, las amenazan con llamados anónimos y las persiguen y agreden en la calle cuando salen a militar en los barrios.

Cuando comenzaron a conocerse las denuncias por agresión a jóvenes que realizaban pegatinas, se descubrió que muchos de estos sujetos trabajan para el equipo del candidato, bien alineados a los portales de noticias que sistemáticamente construyen noticias falsas para provocar la indignación de la gente y ponerla contra el Gobierno, donde también comentan y “marcan” a sus víctimas. Operaciones que con hacer un poco de memoria, nos recuerdan las épocas más tristes de la Argentina, con tapas como “Vamos Ganando” cuando masacraban a nuestros jóvenes en Malvinas, o “Total Normalidad” cuando la dictadura genocida de 1976 tomó el Gobierno por la fuerza.

Conocé al grupo de tareas de Claudio Poggi en San Luis:

Sebastián Sosa: Empleado de la Agencia Nacional de Seguridad Vial del municipio poggista de San Luis Capital, Sebastián Sosa opera tanto en redes sociales como vía telefónica y en la calle.

En un típico intercambio de opiniones políticas en tiempos de campaña, comenzó a “marcar” y agredir a varias jóvenes (algo que también llama la atención es que prefiere siempre agredir a mujeres), a las cuales, luego de insultarlas y contestarles en forma pública, no duda en escracharlas en grupos de compra venta y luego amenazarlas por mensaje privado con un nivel de violencia aterrador. Como si fuera poco, luego consigue los teléfonos de estas víctimas y las llama en forma personal o anónima amenazándolas con mensajes violentos y misóginos, idénticos a los que recurre cuando las agrede por redes sociales:

No conforme con eso, junto con Luis Sandoval, se ocupan de patrullar los barrios para atacar y amenazar a los jóvenes que salen a hacer pegatinas o repartir volantes de campaña, actividades que suelen ser asignadas a los chicos que quieren dar sus primeros pasos en la militancia partidaria.

Estas son algunas capturas de amenazas realizadas por Sebastián Sosa a chicas en las redes sociales, quienes ya radicaron las denuncias en la comisaria para dejar asentado el antecedente violento. Ninguna de las damnificadas quiso hablar con nosotros por miedo a represalias de Sosa.

Luis Sandoval: Conocido como “Luisito”, desde las redes sociales se muestra como una persona de familia, responsable, sociable y compartiendo contenidos de su candidato Claudio Poggi, extraídos de los portales que operan con noticias falsas, para persuadir a su entorno de seguidores.

Luis Sandoval
Luis Sandoval
Luis Sandoval
Luis Sandoval

Pero en la calle, junto a Sebastián Sosa, es uno de los pesos pesados de Poggi. Además de amenazar y agredir militantes en las pintadas callejeras, también es quien toma registros fotográficos de los chicos que militan, para después amenazarlos o apretarlos.

Varios integrantes de la Juventud Peronista y la Secretaria de Juventud han recibido amenazas y han sido filmados o fotografiados, al estilo de los grupos represivos que armaban listas de “terroristas”.

Fernando Cristófano: Principal redactor del portal de noticias falsas Nuestro Tiempo 360. Quizás haya podido ingresar al grupo de tareas de operaciones informativas de Claudio Poggi, debido a su formación educativa en la Escuela de Infantería de Marina de la Armada Argentina.

Fernando Cristofano

Trabajó como periodista y comunicador en docenas de lugares, tanto privados como públicos (como asesor en el Ministerio de Obras Públicas del Gobierno de San Luis, y como Secretario de Prensa del Ministerio de Turismo), lo que también le permite acceder a información de inteligencia de Gobierno a través de infiltrados que trabajan para su portal de noticias.

Emiliano Pascuarelli: Dueño del portal el puntano, uno de los más agresivos y operadores en contra del gobierno de los Rodríguez Saá. Financiado por Claudio Poggi y manejado por Pascuarelli, no tiene filtro ético alguno al falsear noticias.

Emiliano Pascuarelli

Desde El Puntano, ha creado casos como el del supuesto escrache violento contra los autos de Avanzar en Villa Mercedes, que luego se reveló que le habían pagado $20.000 a una persona para que montara el escrache, hasta casos como los de la fecha de cobro y el uso de tarjetas de débito para los beneficiarios de inclusión social, donde engañando a la gente, la hicieron viajar hasta la Ex Colonia Hogar, difundiendo que en ese lugar se había abierto la inscripción para incorporar nuevos beneficiarios al Plan. Todo para generar odio contra la gestión de los Rodríguez Saá.

Emiliano Pascuarelli
Emiliano Pascuarelli

Pascuarelli es de perfil bajo en sus redes, pero practica un periodismo muy parecido al de su jefe Diego Masci, donde opera noticias falsas a favor de quien le pague. Antecedentes como su paso por Canal 13, donde fue despedido por cobrar por notas, avalan esta filosofía periodística que practica, y ahora le genera grandes ingresos con operaciones partidarias.

Diego Masci: jefe de comunicación del poggismo, Masci es la punta de lanza de la estrategia de intimidación, apriete, miedo y violencia de la campaña de Claudio Poggi en San Luis, alguna vez (y no hace mucho tiempo) fue un gran militante adolfista, más fiel a sus intereses de poder y dinero que a sus convicciones.

Diego Masci
Diego Masci

Es el dueño del portal de noticias falsas zbol, es quien está a cargo de recaudar y repartir dinero para la campaña de Claudio Poggi, principal fuente de ingresos de su actual y acaudalado estilo de vida, ese estilo de vida que irónicamente repudia de su anterior jefe Adolfo.