El senador nacional Rodríguez Saá recorrió una vez más la ciudad, escuchó a los vecinos y compartió una mateada.  

Adolfo compartió la tarde con los vecinos

“Pasé una tarde maravillosa con los vecinos, me voy feliz. Fue una charla hermosa y productiva. Encaminamos varios problemas que tiene La Punta”, expresó Adolfo Rodríguez Saá al cerrar una nueva visita por la ciudad de La Punta. En esta ocasión visitó a los vecinos del módulo 10, en la manzana 15, con quienes dialogó sobre los problemas que los aquejan, pero también acerca de sus proyectos y sueños.

La convocatoria fue muy amplia, a tal punto que la gente sacó las sillas y se instaló en la calle. Entre mates y tortas fritas, Adolfo conversó con todos y oyó sus inquietudes. También recibió decenas de cartas y carpetas que prometió leer una por una.

Durante las conversaciones se destacaron dos pedidos a Adolfo: la cesión de terrenos provinciales para el Club Atlético El Búfalo y la creación de un centro para discapacitados. “Pasé una tarde hermosa con los vecinos, me voy feliz. Fue una charla hermosa y productiva. Encaminamos varios problemas que tiene La Punta”, expresó ante los periodistas.

Adolfo se comprometió con los vecinos a colaborar y a trabajar para concretar esas metas y también para que los jóvenes concreten sus metas.

También explicó cómo será la inscripción para el nuevo Plan de Viviendas del Gobierno provincial. “Nadie podrá decir que no se pudo inscribir. Se pueden anotar todos. Será por internet y tendrán un comprobante que contará con el número de inscripción, del trámite que haga cada uno. Luego llegará el momento de analizar quiénes cumplen los requisitos. Aquéllos que no tengan todos los datos no quedan afuera. Quedan como preinscriptos y cuando consigan la documentación que les falta quedarán habilitados. Nadie perderá la antigüedad sobre su inscripción. Por eso les pido que se anoten”, remarcó Adolfo.

“Es una tarde espectacular aquí en La Punta. Con un sol maravilloso. Ayer estaba lloviznando, aunque para San Luis la lluvia siempre es bienvenida. Charlamos con los vecinos, tomamos mates y encaminamos varios problemas para solucionar. Por ejemplo el predio para el club El Búfalo y el impulso de un centro de discapacitados, que hace falta en La Punta. Hay mucho para solucionar. Me dieron una cantidad enorme de cartas, de notas, de proyectos y sueños. Me voy feliz”, señaló el senador.

“Noto preocupados a los vecinos. El Municipio se dedica a hacer política, no a gobernar La Punta. Allá ellos. No comparto lo que hacen”, manifestó.

Rodríguez Saá también opinó sobre el segundo pedido que la Municipalidad de La Punta hizo al gobierno nacional. Solicitó otro Aporte del Tesoro Nacional (ATN) que se utilizan para atender situaciones de emergencia. “Cuando se malgasta la plata se vive en crisis. En la gestión anterior, Rosas Curi no tenía problemas, incluso había superávit”, agregó.