Ante medio millón de personas, Francisco canonizó en Portugal a los niños pastores que presenciaron las apariciones de la Virgen de Fátima hace 100 años.

El Papa en Fátima, Portugal.

El Papa en Fátima, Portugal.

 

Los dos hermanos pastorcitos, Jacinta y Francisco, junto a su prima Lucía fueron partícipes de las seis apariciones de la Virgen de Fátima hace 100 años.

Este sábado, Francisco presidió la misa para canonizar a los dos primeros niños no mártires de la Iglesia Católica.

El Papa dijo que los nuevos santos recibieron de Dios “la fuerza para superar las contrariedades y los sufrimientos”.

Los pastorcitos, Francisco y Jacinta, murieron con 11 y 9 años a causa de la fiebre española, que terminó con 50 millones de vidas.

El milagro por el que fueron proclamados santos fue la curación de un niño brasileño, Luca Baptista, que sufrió una grave lesión cerebral al caer por una ventana en marzo de 2013, cuando tenía 5 años. Luca, junto a su hermana menor y sus padres, llevó ofrendas a la misa y recibió un abrazo del Papa Francisco.

Nota: ANSL.

Foto: La Nación.

 

[ad_2]

Fuente: ANSL

Compartir