El convenio fue rubricado por la ministra de Desarrollo Social, Alida García Peanú, y la decana de la Facultad de Ciencias Humanas de la UNSL, Viviana Reta.

La ministra de Desarrollo Social, Alida García Peanú, y la decana de la Facultad de Ciencias Humanas, Viviana Reta, firmaron el convenio.

El mismo proporcionará un marco formal para el trabajo entre el Espacio de Atención y Orientación Clínica y Educativa de la casa de altos estudios, y el Programa Desarrollo Humano y Protección Social, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social.

Se trata de un acta complementaria en el contexto del Convenio Marco Nº 170/94, que tiene como objetivo generar espacios de colaboración de trabajo tendientes a prestar atención clínica y educativa a niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad psicológica y social; orientar y asesorar a padres, familias y profesionales de la cartera social, y así generar lugares de formación y prácticas profesionales supervisadas.

Esto crea un doble beneficio, favoreciendo la constitución de espacios de formación permanente a través de la práctica, tanto para estudiantes avanzados y profesionales del ámbito universitario, como así también para los técnicos y profesionales pertenecientes a la cartera social.

La necesidad de este acuerdo surge del entendimiento que las diferentes situaciones de vulnerabilidad y desamparo en la niñez y adolescencia inciden en el desarrollo, produciendo efectos que por su complejidad requieren de trabajo articulado interinstitucional, permitiendo el abordaje profesional de distintas disciplinas, y que sean sostenibles en el tiempo.

La atención será completamente gratuita, el campo de abordaje será amplio, articulándose con estudiantes avanzados de las carreras de Psicología y Educación de la Facultad de Ciencias Humanas. Se prevé plantear otras líneas de trabajo en el futuro, sosteniendo como eje establecer nuevos espacios de contención profesional para este grupo social, y al mismo tiempo generar vínculos que enriquezcan las prácticas profesionales que se realicen.

Con respecto al acuerdo, la ministra García Peanú expresó que “fue muy positivo, porque la Facultad va a colaborar en el seguimiento de casos específicos, como ser de Familia Solidaria. Tienen un equipo de psicólogos y trabajadores sociales, lo que genera un beneficioso trabajo mancomunado para generar redes que lleguen directamente a la comunidad. Además trabajaremos en futuros proyectos para abordar diferentes situaciones y aprovechar de este modo el equipo técnico, tanto del Ministerio como de la Universidad Nacional”.

Asimismo, la funcionaria concluyó que “es el primer convenio de varios”.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Desarrollo Social.

Fuente: ANSL