Este lunes al mediodía, la cartera Social realizó una campaña pública en la plaza Pringles, tras conmemorarse, el 2 de abril, el Día Mundial de la Concientización sobre el Autismo.

Concientización en la Plaza Pringles.

Concientización en la Plaza Pringles.

El equipo del Subprograma de Promoción y Protección a las Personas con Discapacidad, a cargo de Pablo Garcés, estuvo presente en la esquina de las calles Pringles y Rivadavia de la ciudad de San Luis, donde informaron sobre ésta temática con la finalidad de que la sociedad pueda interiorizarse más acerca del autismo.

Además, se entregaron entre los ciudadanos que circulaban en la zona, cintas azules; color representativo y simbólico para dicha enfermedad a nivel mundial.

¿Qué es el autismo?

Es una discapacidad permanente del desarrollo que se manifiesta en los 3 primeros años de edad. La tasa del autismo, en todas las regiones del mundo, es alta y tiene un terrible impacto en los niños, sus familias, las comunidades y la sociedad. No tiene cura, pero se puede mejorar la calidad de vida.

En los Trastornos del Espectro Autista (TEA) se encuentra alterada la comunicación social y los comportamientos e intereses. Tienen un origen neurobiológico, duran toda la vida, y afectan cuatro veces más a los niños que a las niñas. Aunque se agrupen bajo un mismo diagnóstico, TEA, no todas las personas afectadas presentan los mismos síntomas ni en la misma intensidad.

El inicio de los síntomas de autismo también es variable. Hay algunos, como la disminución del contacto ocular, que aparece entre los 2 y los 6 meses. Otros signos precoces son la falta de la sonrisa social y la vocalización hacia las personas que incrementan hacia los objetos. A los 15 meses, los síntomas más nucleares del autismo, como la alteración en la sociabilidad y comunicación, comienzan a ser evidentes. La presencia de conductas repetitivas puede comenzar incluso más tarde de los 24 meses. También, hay niños que tienen un desarrollo típico los primeros años y después aparecen los síntomas de autismo. Es lo que se conoce como autismo regresivo. Otra forma es la de las personas que manifiestan síntomas muy leves, que pasan desapercibidos y es dentro del ámbito escolar o incluso más tarde, en el inicio de la adolescencia, cuando es evidente el diagnóstico de TEA y las dificultades asociadas. Existe un gran desconocimiento sobre los factores no genéticos implicados en el autismo.

En conclusión, el autismo es altamente diverso y se relaciona en parte, con una etiológica muy heterogénea que comienza a descifrarse, pero que todavía en gran parte permanece desconocida.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Desarrollo Social.

Fuente: http://biblioteca.brincar.org.ar/ .

[ad_2]

Fuente: ANSL