El cálculo pertenece a un estudio realizado por el Centro de Economía Política Argentina. En el primer semestre de 2017 fueron despedidos de sus trabajos 264.000 personas.

El Centro de Economía Política Argentina publicó un estudio sobre la cantidad de empleos que se han perdido en los primeros seis meses del año y sus resultados son lapidarios para la clase trabajadora: durante el primer semestre fueron despedidos 264.000 obreros, situación que genera preocupación en los gremios nacionales y Estados provinciales.

Las estadísticas y cálculos de la entidad arrojan que 124 personas por día han sido despedidas por las empresas, comercios y fábricas en el país. Sin embargo, la gestión del presidente Mauricio Macri no cesa en sus políticas económicas y se espera una caída igual o mayor en el empleo.

Por ese motivo, distintos gobernadores evidenciaron su preocupación, han viajado a Buenos Aires e incluso mantuvieron reuniones con los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, de Trabajo, Jorge Triaca y de Industria, Francisco Cabrera, aunque regresaron a sus provincias sin respuestas.

A este ritmo, las estimaciones del Centro de Economía Política Argentina proyectan la pérdida de más de medio millón de empleos en todo el país hasta diciembre.

Con respecto a la significativa pérdida de puestos de trabajo de los últimos meses, en julio, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, indicó: “Fueron muchos años de estancamiento y precarización laboral”. Pero en ese mismo período –en plena gestión de Cambiemos- dan cuenta de brutales caídas. Peña indicó que la cifra total de empleo era “record”, sin mencionar que el fenomenal aumento de trabajadores monotributistas explicaba la inflación en las estadísticas y la inexistente creación de puestos de trabajo genuinos.

Según la cantidad de trabajadores registrados del sector privado (AFIP) se puede observar que en abril de 2017 la pérdida de empleo fue de 51 mil trabajadores, una cifra alarmante que fue en aumento en los siguientes tres meses.

Compartir