A una semana de que el presidente Mauricio Macri intervenga la Universidad Nacional de Villa Mercedes, hubo en el Concejo Deliberante de Merlo un fuerte cruce de posturas entre los legisladores.

Hace poco más de una semana que David Luciano Rivarola, hombre de confianza de José Riccardo (Avanzar y Cambiemos), reemplazó a Roberto Schwartz como nuevo rector normalizador de la UnViMe. Frente a esta situación el Secretario de Gobierno municipal, José Oscar Pérez envió una nota al HCD solicitando “que se remita una nota o resolución de apoyo y repudio a los sucesos intervencionalistas que está padeciendo la universidad”.

El tema fue tratado sobre tablas. La edil María Rosa Miravet (Compromiso Federal) propuso la aprobación de una nota en la que se expresa que “la intervención dispuesta por el Poder Ejecutivo Nacional a la Universidad de Villa Mercedes […] denota una acción de política partidaria y no de política universitaria”. La edil destacó el llamado a elecciones para el mes de octubre que había sido realizado antes de la intervención. “Nuestro bloque propone una resolución para manifestar nuestro más absoluto repudio a cualquier acción como la mencionada tendiente a interrumpir el proceso democrático que dentro del marco de la ley 24521de Educación Superior permita la normalización y el logro de la autonomía universitaria”, finalizó.

Desde la banca de la UCR y Cambiemos, el edil Juan Álvarez Pinto señaló: “me llama la atención que desde el Ejecutivo Municipal teniendo al intendente que es una persona entendida en el tema universitario, se exprese una nota en estos términos”. El edil consideró lamentable la actitud fue para “hacer hechos políticos, tergiversar la realidad y mostrarle a la ciudadanía que hay una supuesta intervención”. “Si nos preguntamos quien nombró a Schwartz, el rector de los Rodríguez Saá. Lo nombró el Presidente de la Nación. En su momento se lo nombró reemplazando a otro rector normalizador organizador que era Olguín y que a su vez anteriormente se había reemplazado otro”, remarcó Álvarez Pinto. El concejal mencionó la Ley de Educación Superior, que expresa que “una vez que una universidad es creada, el Ministerio de Cultura y Educación designará un rector organizador”. “Es una facultad del Poder Ejecutivo Nacional, mientras una universidad no es autónoma, ni autárquica, designar, remover a un funcionario”, subrayó.

Álvarez Pinto agregó que desde el radicalismo, se le habría señalado al Ejecutivo Nacional “que es un gravísimo error nombrar funcionarios de los Rodríguez Saá al cargo de los rectorados de universidades, dijimos que la van a transformar en una unidad básica, un emprendimiento familiar y de pocos amigos. Es lo que terminó ocurriendo con la Universidad de Villa Mercedes. Es por eso que dentro de sus facultades el Ministerio de Educación decidió nombrar otro rector normalizador”. “Desde el 83 hasta la fecha no ha habido un caso de intervención como quieren hacer creer. Nosotros tampoco lo permitiríamos, se tiene que entender que se está en un proceso de normalización”, opinó. Tras dar lectura al decreto 671 donde se designa el nuevo rector normalizador, el concejal expresó: “no vamos a permitir que ahora usen este tema para levantar los 20 puntos que no pudieron sacar en las primarias, mintiéndole a la gente”. “No acompañaremos esta jugada política”, agregó.

Desde Compromiso Federal Viviana Moran pidió no “teñir el tema con politiquería barata”. “Tal vez el concejal Álvarez era muy chico. Hace 21 años que se viene tramitando la UnViMe. Hace 8 que se aprobó la ley. Pasaron varios rectores, es cierto. Pero el decreto que leyó el edil Álvarez tiene una gran falacia y es que los plazos del rector que estaba no estaban vencidos. Tenía dos años para normalizar. Más allá de eso planteamos que es intervencionismo porque qué casualidad en el medio de un proceso eleccionario, sacan al rector normalizador y ponen uno nuevo”, lanzó. “El proceso eleccionario ya estaba, se habían hecho todas las convocatorias para llamar a elecciones como marca la ley. Ahora no se va a hacer nada”, agregó Moran. El tema generó un caluroso debate partidario y político entre las partes.

IRONICO

Fiel a su estilo sarcástico y provocador el edil de la UCR y Cambiemos, Leo Rodríguez bromeó con la redacción de la nota presentada por el Secretario de Gobierno… “dice se solicita se emita nota o resolución de apoyo y repudio a los sucesos intervencionalistas que está padeciendo… Apoyo y repudio, bipolar”, lanzó y logró risas en el recinto, incluso de algunos ediles del oficialismo.

UNIVERSIDAD COMO PRESA

Desde el Partido Socialista Merlino, Mariano Stinga consideró lamentablemente que las universidades sean siempre presa de este tipo de discusiones. “Me parece que poner otro interventor en el momento que se llama a elecciones para darle un marco de regularidad y generar la democracia interna dentro de la universidad, no es una jugada justa para una institución pública que debe dedicarse a la educación. Sabemos que hay política en todas las universidades y son las grandes usinas de la política, y está bueno que así sea”, consideró y anticipó que acompañaría el pedido. Al momento de la votación se elevaron las manos de los ediles de Compromiso Federal, el Frente para la Victoria y Socialismo. Por la negativa optaron los ediles de la UCR y Cambiemos.

Fuente: InfoMerlo
Compartir