Venían del norte del país y su destino era Mendoza. El procedimiento lo hizo Gendarmería Nacional.

Las tres mujeres detenidas con diez kilos de cocaína en Nogolí por Gendarmería Nacional son investigadas por el juez federal de Mendoza Walter Bento. Así lo confirmó una alta fuente de la Justicia Federal de San Luis, quien agregó que la droga estaba “de paso” por la provincia.

El dato de un cargamento de cocaína de alta pureza como la que secuestraron los gendarmes el miércoles refuerza la hipótesis de que las mujeres eran “mulas”: tenían como misión llevar los panes, cápsulas y frascos con la sustancia hacia Mendoza.

Según informó el fiscal federal Cristian Rachid, la única intervención local fue que se le dio conocimiento al juez Esteban Maqueda. “La causa es netamente mendocina”, se limitó a decir.

Las mujeres circulaban en un auto de alta gama y llegaron a un complejo de cabañas de Nogolí el miércoles desde el norte del país.

Eran seguidas por personal de Gendarmería, de civil, que se habrían hospedado en el mismo complejo. Pero según trascendió, un vecino alertó a la comisaría de Nogolí sobre la presencia y los movimientos extraños de un grupo de hombres, lo que provocó que las mujeres intentaran escapar.

Fueron interceptadas frente a la escuela de Nogolí. Las cápsulas y los frascos con cocaína estaban en el equipaje de mano, mientras que una de ellas llevaba “panes” de la misma sustancia pero compactada adheridos con vendas a su cuerpo.

Compartir